El grupo A ajusta cuentas