Un guardia civil evita con tuits el suicido de una chica