Un Atlético tocado recibe al Betis