El Atlético busca plantar cara al Barça