Un Barça sin Messi encara el duelo ante el Sporting