El Dakar arranca con tragedia