Murray, nuevo número uno del mundo antes de jugar la final