Neville: “El aficionado ya no quiere palabras. Hay que ganar partidos”