Neymar, al frente del ataque azulgrana