Euforia de la afición madridista en Gijón