Ronaldo, Bale y Casillas, ídolos de masas a su llegada a Barcelona