La selección española deja Bélgica entre estrictas medidas de seguridad