Sevillistas y béticos pulen sus mejores armas de cara al derbi