Los fuegos artificiales cierran la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos