La selección española de baloncesto pone rumbo a Río