El caso Bárcenas y la reforma eléctrica crean tensión en los mercados