Nerviosismo en los mercados por la situación en Portugal