La conversión de contratos temporales a indefinidos disminuye un 0’4%