Para pagar una pensión máxima se necesitan casi nueve “mileuristas”