El peor día de la historia de Bankia en la Bolsa