Los preferentistas de Bankia, ¿más cerca de recuperar su dinero?