La prima de riesgo, rozando los niveles de 2011