El proceso de saneamiento de Bankia supondrá cuantiosas pérdidas