Los 50 segundos de infarto y sangre fría junto a un oso negro de un grupo de mujeres en México