África Occidental, camino de convertirse en México en cuanto a narcotráfico