Ahmadineyad afirma que un ataque contra Irán supondría la desaparición de Israel