Al Qaeda preparaba un atentado que hubiera cambiado en rumbo de la historia