Según Amnistía Internacional seis suníes estarían a horas de ser ejecutados en Irán