"La respuesta a la crisis en Europa tiene un nombre: la propia Europa"