Aparece un mamut de hace 39.000 años