Arabia Saudí, dispuesta a aumentar la producción de crudo para calmar los precios