Asesinados y arrojados a un cementerio en un nuevo crimen de honor en Pakistán