Ashton avisa de que la condena a 43 empleados de ONG extranjeras supone una "señal negativa"