Al Assad, dispuesto al diálogo