Assad insiste en la "conspiración" para justificar el uso de la violencia