Atacan el coche del príncipe Carlos