Atenas propone un tercer rescate que incluya una reestructuración de la deuda