El FBI asegura que las bombas estaban en dos ollas a presión