Atraco en un restaurante en Milán: El dueño se defiende a cuchilladas