Aumenta la presión contra Siria