Crimen, confesión y arrepentimiento, en directo ante las cámaras de televisión