Avalancha en una plaza de Turín durante la final de la Champions League