La alarma por humo se activó poco antes de que el avión de EgyptAir se estrellara