Los países del BRICS, todos ellos en el Consejo de Seguridad, insisten en la reforma de la ONU