El rey de Bahréin muestra su disposición a ayudar a Jordania en su lucha contra el Estado Islámico