Obama justifica el ataque israelí en Siria para protegerse de Hezbolá