Obama aún no ha decidido eliminar a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo