Benedicto XVI pide fuerza a las familias para sobreponerse a la crisis