Beryl pierde fuerza tras tocar tierra en Florida