Boko Haram imita los pasos del Estado Islámico